La misión de los regalos de Navidad

0

La misión de los regalos de Navidad
Cada obsequio que entregamos en estas fechas tiene como misión llevar los recuerdos de nuestro Amor a los demás para envolverlos de luz a cada paso

Algo que se ha convertido en parte importante de las celebraciones Navideñas es el intercambio de regalos con familiares y amigos. En su mayoría, estos regalos son cosas materiales, pero debemos de tener siempre en cuenta la parte más importante del obsequio que es la energía que nosotros ponemos en él.

El regalarse unos a otros tiene mucho más significado del que podemos imaginar, pues lo más importante de esto reside en el hecho de entregar “algo” que simbólicamente represente nuestros deseos, en fechas de Amor y Esperanza.

Es el recordar a nuestros seres queridos lo importantes que son para nuestra vida y lo mucho que los amamos, todo a través de un presente material que nos representará en materia y espíritu.

Es muy importante considerar que el valor del mismo lo define el amor con el que fue elegido para esa persona especial.

Un regalo que no es bañado con la energía que somos capaces de generar al amar intensamente a alguien, no es un verdadero regalo, pues aun cuando sea muy costoso –materialmente hablando- si carece de esa energía que sale de los corazones de cada uno es muy difícil que cumpla con su misión: llevar los recuerdos de nuestro Amor a los demás para envolverlos de luz a cada paso.
Envolviendo nuestros sentimientos

También es de suma trascendencia la envoltura de los regalos, que es parte ritual de lo que entregaremos a nuestros amigos o familiares.

Muchos no disfrutamos o no sabemos cómo envolver o presentar un obsequio, sin embargo es importante que la mayoría de los regalos o al menos los más importantes sean envueltos con nuestras propias manos, ya que de esa forma estamos poniendo todos los deseos de Amor al imaginar la alegría del que lo recibirá.

Por lo tanto es importante que al momento de la envoltura tratemos de sentir vivamente lo que queremos para la persona y transmitamos esos sentimientos a la materia, pues también es energía al igual que nosotros y nuestros sentimientos.

Por ultimo, cuando ya hemos completado la envoltura es recomendable poner los regalos bajo el arbolito de Navidad, ya que al hacer esto de inmediato serán acogidos por la vibración de nuestro pino.

Recordemos que nuestro árbol es la antena que nos conecta con el amor del mundo y del universo, por lo cual los bañará e impregnará de magia, amor y luz del cosmos, trasformándolos en mucho más que sólo materia. Así las personas que recibirán estos presentes también se llevarán nuestro amor y parte de nuestra alma, así como la luz del Todo y la magia de Dios.
Flora Rocha
http://www.sabiduriadelcorazon.org/espanol/index.php?option=com_content&view=article&id=53&Itemid=162

27 Noviembre, 2012 |

Deja un comentario

© Desarrollado por RedNayarita – powered by WP&AT.
Imagenes, logos y marcas pertenecen a sus respectivos dueños
Ir a la barra de herramientas