Cuidar tu jardín puede ser fuerte para tus manos: ¡Usa guantes!
1. PLANTAR
_No plantes demasiado apretado, dales espacio a las plantas para que se desarrollen bien de acuerdo a su tamaño.
_Excava hoyos amplios; saca todas las malas hierbas que puedas y mezcla la tierra con un abono orgánico. Por ejemplo: estiércol, mantillo, compost o turba.
_En el caso de los árboles, no olvides clavar y sujetar el ejemplar a un tutor firme para que se mantenga vertical.
2. REGAR
_Durante el primer año, desde la plantación, no descuides el riego porque todavía las raíces son poco profundas.
_Riega por la mañana temprano o al atardecer, no con el sol en todo lo alto.
_Aporta más agua si la planta está a pleno sol o si está expuesta a los vientos.
_No mojes las flores porque durarían menos.
_Siempre es mejor quedarse corto a pasarse.

3. ABONAR
_Todos los años debes aportar a todas tus plantas (árboles, arbustos, rosales, flores, césped…) algún tipo de abono.
_Puedes abonar sólo a base de abonos orgánicos, como estiércol, mantillo, compost, humus de lombriz, guano, turba…, pero lo mejor es usar un abono orgánico combinado con un abono mineral.
4. ELIMINAR MALAS HIERBAS
_En macizos de arbustos, rocallas, jardines de cactus, caminos de grava, etc., antes de plantar, coloca una malla antihierbas. Sobre la malla extiende cortezas de pino, chinos o gravas de colores para conseguir un acabado estético.
5. PODAR
_Los árboles, arbustos, trepadoras y rosales se podan en invierno, pero a lo largo del año también se pueden, y se deben, hacer intervenciones ligeras para eliminar elementos indeseables tales como:
– Ramas secas, rotas, enfermas.
– Ramas que estorben el paso de personas.
– Ramas que hayan crecido mucho.
– Rebrotes que hayan podido surgir desde la misma raíz.
– Flores y frutos pasados.
– Ramas que hayan salido totalmente verdes en las plantas variegadas. Si no lo haces, irá perdiendo el variegado amarillo o blanco de las hojas.
6. CONTROLAR PLAGAS Y ENFERMEDADES
_Si cultivas tus plantas correctamente, con su riego, su abono, luz suficiente, etc., estarán fuertes y vigorosas y serán mucho más resistentes a los ataques de plagas y enfermedades.
_Inspecciona con frecuencia las hojas para descubrir la presencia de parásitos o cualquier signo de enfermedad. Cuanto antes los descubras, más fácil será su control.
_Atención a las plagas más frecuentes como son el Pulgón, la Cochinilla y la Mosca blanca.
_Si el año anterior ha habido fuertes ataques de alguna plaga u hongo, es lógico que vuelva a repetirse, por tanto, debes tratar preventivamente con insecticidas o fungicidas.

http://www.casayjardin.net.ve/tips.html

Leave a Reply